APIR reclama un aumento claro y decidido de las plazas PIR

¿Qué ventajas tiene preparar el PIR con manuales propios a usar manuales de referencia?
27 julio, 2017
Mi primera guardia como PIR
28 julio, 2017
Mostrar todos

Madrid, a 27 de julio de 2017. Tras conocerse en la jornada de hoy el número de plazas (135) que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad oferta para la próxima convocatoria (2017) de la oposición de Psicólogos Internos Residentes (PIR) desde la Academia APIR queremos hacer constar nuestro rechazo un año más ante lo que consideramos un claro desinterés por las necesidades de la Psicología Clínica en nuestro país.

Reclamamos por tanto un aumento claro y decidido de este número de plazas ofertadas por el Ministerio ya que esto redundaría en un mejor estado del Sistema Nacional de Salud. No creemos que un aumento del (5,5%) de plazas sea la medida real y necesaria para el estado de carencia de profesionales que sufre la Psicología Clínica.

En los últimos años estamos conociendo datos alarmantes con respecto al aumento de problemas de salud mental, desde los problemas de ansiedad, estado de ánimo y depresión, trastornos de conducta y de la personalidad, trastornos del aprendizaje e incluso suicidio.

Cada año un tercio de la población adulta sufre un trastorno mental. Solo el suicidio, por ejemplo, provoca en España más muertes que los accidentes de tráfico, y se ha visto una tendencia al alza a partir de 2011.

Este incremento de los problemas de salud mental está descansando sobre estructuras y profesionales de atención primaria y salud mental que, lejos de acomodarse a una mayor demanda asistencial, ve cómo los recortes de la atención sanitaria inducen a consultas saturadas, profesionales desbordados y en consecuencia una mala atención a los pacientes, que acarrea consecuencias graves en el avance y agravamiento de sus problemas emocionales, trastornos de conducta, etc.

Ante la carencia e incapacidad de los recursos actuales para atender la demanda creciente, se están incrementando las prescripciones farmacológicas como tratamiento «de escape», opción que no siempre está indicada como tratamiento de elección y que supone un mayor gasto a largo plazo para el Sistema Nacional de Salud. El aumento de uso de antidepresivos representa ya un 47% del gasto farmacéutico en salud mental en España, seguido de los fármacos antipsicóticos con un 30%. Los hipnosedantes se han convertido en la tercera sustancia más consumida en España. Esto implica que la sanidad española está tratando los problemas de salud mental de manera preponderante con farmacoterapía, cuando muchos de estos problemas pueden ser resueltos de manera más eficaz, y en ocasiones económica, con una asistencia adecuada de psicología clínica, en colaboración con los servicios de psiquiatría.

Es por ello que desde la Academia APIR nos sumamos al resto de asociaciones y colectivos que alertan de la importancia de aumentar el número de plazas ofertadas en la convocatoria PIR como la mejor y más importante acción de cara a alguno de los problemas planteados.

                            Kazuhiro Tajima

                    admin@academiapir.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies