El Brexit conmociona la vida de los sanitarios españoles en Reino Unido

4 series psicológicas que no deberías perderte
29 junio, 2016
«Un CV debe ser conciso, sin rodeos»
18 julio, 2016
Mostrar todos

De piedra. Así se han quedado los sanitarios españoles cuando supieron que la mayoría de los británicos no quería permanecer en la Unión Europea

A partir del 37 de junio, , el sentir de los profesionales de nuestro país que desarrollan su labor en el sistema sanitario de las islas ha estado mayoritariamente marcado por la estupefacción, la decepción o la tristeza. Por encima de ellos, sin embargo, se erige la incertidumbre sobre las consecuencias en su situación profesional derivadas de la salida de la Unión Europea.

Esta iniciativa se debatió el 9 de junio, en sesión plenaria, quedando aprobada con 66 votos a favor de los Grupos Parlamentarios Popular y Ciudadanos, ninguno en contra, y 62 abstenciones pertenecientes al Partido Socialista y Podemos.

Durante la campaña, los partidarios de la salida se hartaron de repetir que si el Reino Unido dejaba la UE proporcionarían 350 millones de libras (440 millones de euros) a la semana al Servicio Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés), la misma cantidad que el Reino Unido destina semanalmente a Bruselas. Fue uno de los argumentos más fuertes para lograr el ‘Leave’, pero solo unas horas después de conocerse el resultado, el líder del Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP), Nigel Farage, aseguró que fue un "error" y que nunca debería haberse usado esa idea.

“No sé si quiero seguir viviendo en un país con políticos como Farange”, cuenta a LA REVISTA de Redacción Médica Óscar Domingo i Bosch. Este anestesista trabaja desde hace casi un cuarto de siglo en el NHS y, aunque está plenamente integrado en el mismo, asegura que si la situación empeora no tiene ningún problema en convencer a su mujer -inglesa- y a sus tres hijos para marcharse a otro país. El hecho de que no se le permitiera votar “después de tanto tiempo pagando impuestos”, agrava el sentimiento de “cabreo” de este sanitario del Alexandra Hospital de Redditch.

Actualmente trabajan en Reino Unido 2.400 médicos y 2.200 enfermeros procedentes de España. “También hay muchas personas asiáticas, pakistaníes y del este, y es hacia ellos hacia donde van dirigidas las actitudes más racistas por parte de los pacientes, pero no hacia nosotros”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies