Consejos para el estudio del PIR durante el verano

hacerelpir
Todas tus dudas sobre el PIR en unos minutos
19 julio, 2017
37e36-psicologo-interno-residente-1
Hay vida después del PIR
21 julio, 2017
Mostrar todos
estudiar-verano

Si estáis tristes, desganados, decaídos, sin ganas, planteándoos vuestro futuro y lo que estáis haciendo con este objetivo, ALTO! parar. No se puede pensar en ello en los momentos de bajón, de calor y de agobio. No os dejéis llevar por las emociones negativas, porque entráis en un bucle del que se tarda días en salir (porque si, siempre se sale). No retroalimentéis a esa vocecita que rumia y rumia todo lo malo que tenéis ahora mismo y lo difícil que es la oposición. En ella juegan muchos porcentajes, y uno muy grande es el creer que puedes conseguirlo. De verdad, sugestionémonos para bien! Creamos que es posible, que si te metiste en esto es porque hubo un momento, cuando aún estabas fuera de este mundo, que confiabas en ti y en tu capacidad. Que sabías ya de antemano que iba a ser difícil, pero que lo deseabas al 100%, por las razones que sean. Viajar a ese momento de decisión y sentir la emoción de poder estar cumpliendo ya vuestro sueño. Con la carrera por fin acabada, y luchando en aquello que muchos creen que es "imposible". Vosotros sabéis que es posible, simplemente el ingrediente principal es fuerza de voluntad y constancia. Si tenéis eso, (y estoy segura de que si, aunque algunos crean que lo tienen perdido entre el montón de papeles de las estanterías) tenéis ya mucho ganado.

El calor dificulta mucho el estudio, y que tu círculo esté de vacaciones disminuye la motivación. Mi recomendación principal es saber organizarse: saber cuántas horas vas a dedicarle al día y que sean provechosas, siempre dejando margen para poder salir y disfrutar:

En verano es muy útil madrugar mucho, porque todos tus amigos están durmiendo y no hay demasiados planes que perderse mientras tu preparas tu examen PIR. Así que levantarse pronto es clave para poder aprovechar bien el día, y sobre todo para poder acabar antes. Ponerse a estudiar a las 7 de la mañana nos permite a las 12 del mediodía tener 5 horas de estudio (quizás 4h y media netas), y permitirnos ir a la piscina o a la playa con nuestros amigos que están acabados de despertar: con ello conseguimos habernos centrado en horas de menos calor, y que la culpa no nos acompañe allá donde vamos.

La tarde puede hacerse algo más dura, por lo que irse a la biblioteca es una gran opción: estamos fresquitos, nadie nos desconcentra y estamos junto a gente que está haciendo lo mismo que tú: estudiar, y con suerte también algún futuro PIR. Además, al igual que por la mañana, intentaremos que las horas dedicadas cundan, ya que están destinadas a eso y no a otra actividad. Móvil desconectado, cabeza centrada y un plan apetecible al acabar programado. Puedes estar de 16:30 a 20:00 estudiando, y con ello completas el día con 3h y media de estudio (posiblemente 3h netas), sumando un total de 7h y media de estudio, con un plan por la mañana para coger algo de color y otro plan a las 20:00 de la tarde cuando ya no hace tanto calor. No pinta nada mal si sabemos organizarnos.

También tus amigos y familias deben saber que estás estudiando una oposición, y eso es como un trabajo sin vacaciones en verano. Intenta que hagan los planes de días enteros en tu día de descanso. Este día puede ser algo flexible para que ambos os adaptéis.

Rodearos de gente que está estudiando el PIR. Os ayudará mucho ver que sentís cosas parecidas en los meses de la oposición: cansancio, agotamiento por calor, más motivación… eso normalizará cualquier bajón posible y será una ayuda para superarlo más rápidamente.

La idea principal es saber que el verano va a pasar, que no es una época fácil para ninguno, pero que hay que superarlo y salir lo menos quemado y agotado de él. Cuando llega Septiembre y los horarios de tu círculo de personas vuelven a la normalidad, se puede llegar a sentir una sensación de euforia y de ganas de ponerte otra vez enserio con el estudio. Es necesario para ello que en verano no os hayáis desmadrado en exceso, y que al menos hayáis cumplido el horario propuesto.

Como opositores que somos, entiendo que somos personas muy exigentes con nosotros mismos. Eso es bueno, pero a veces la exigencia llevada al extremo es perjudicial, porque nos crea más ansiedad, estrés y nos paraliza ante nuevos objetivos o nuevas formas de ver las cosas.

Yo siempre recomendaré que seáis exigentes con vosotros mismos, y que si os marcáis un objetivo diario, intentéis cumplirlo. Esto  tiene doble sentido: cumplir con el temario para ir avanzando, y sentiros bien con vosotros mismos, que es la pieza fundamental para luchar este camino. Por eso, y porque a veces la exigencia borra los pasos ya dados, recomiendo: PONER UN TICK VERDE AL FINAL DE CADA DÍA. Lo podéis usar como vuestro feedback diario, ya que la memoria retrospectiva a veces juega malas pasadas, y está muy influenciada del estado de ánimo que tengáis.

¿Qué quiero decir con esto? Pues por ejemplo: empezamos una semana muy bien, estudiando lo que toca y haciéndolo todo ‘’perfecto’’. A mitad de semana tenemos un día pocho porque no tengo nada divertido para hacer hoy; el sábado sale un plan imprevisto, te apetece muchísimo hacerlo y no puedes estudiar. Cuando vuelves a ponerte a estudiar el lunes siguiente piensas que la semana pasada (en general) fue horrible de estudio y que tienes que apretar más. Pero en realidad no fue tan mala semana, la empezaste bien, pero tu sentimiento de recencia de no haber hecho nada durante un par de días te hace pensar que no es así, y sentirte mal contigo mismo. Eso nos dificulta mucho más el verano y cualquier época en general.

Por eso creo que el feedback de cada día es bueno para, en vez de ir a la memoria a acordarte de que tal la semana pasada, vayas al calendario y lo mires. Mucho más objetivo!!

Puedes apuntar en ese calendario las horas estudiadas y el tick verde de CÓMO TE HAS SENTIDO HOY CON LO QUE HAS HECHO. Si las horas estudiadas no eran las suficientes, PERO con ellas has adelantado todo el temario que tenías previsto, bien hecho! Siéntete bien porque es un tick verde.

Con todas estas recomendaciones y un poquito de paciencia se supera el verano. No os olvidéis de disfrutar de una semana libre NO PIR, ayudará a despejaros la cabeza y a cogerlo luego con más ganas. Recordar que el objetivo principal del verano es no acabar quemados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies