¿En qué consiste ser PIR? Rotación por una Unidad de Salud Mental Comunitaria.

¡TE ESTAMOS BUSCANDO! Sí, a ti.
8 mayo, 2019
Convocatoria 2019. Pruebas físicas. ¿qué tener en cuenta?
13 mayo, 2019
Mostrar todos

No es raro toparse con personas que están preparando el examen de acceso al PIR y que no saben lo que se van a encontrar una vez comiencen la residencia. El PIR es una prueba dura, llena de incertidumbre y que supone un coste personal importante y a veces nos entra la duda de si realmente todo este sacrificio merece la pena. En esta entrada os quiero hablar acerca de la residencia en el Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla, lugar donde estoy llevando a cabo la residencia.

Mi primera rotación fueron 8 meses en un centro de salud en una de las 6 Unidades de Salud Mental Comunitaria (USMC) en concreto en la de Mairena del Aljarafe (Sevilla). Este dispositivo supone la puerta de entrada a la atención en salud mental. Su objetivo consiste en recibir las derivaciones del Médico de Atención Primaria. Se trabaja para la detección e intervención de problemas relacionados con la salud mental en contexto ambulatorio. También se pone énfasis en la prevención de trastornos mentales graves y evitar la cronificación de estos problemas. El equipo de profesionales en este servicio está compuesto por: 5 Psiquiatras, 3 Psicólogas Clínicas, 1 Trabajadora Social, 3 Enfermeras y 3 auxiliares. 

Como PIR siempre tienes un tutor de referencia en cada dispositivo. Al principio comencé de observador de mi tutora y fui haciéndome un poco con la dinámica y la forma de trabajar. Al mes, mes y medio empecé a hacer cosas de forma independiente pero siempre con supervisión. Al principio fundamentalmente realizaba en evaluaciones psicológicas (inteligencia, personalidad, deterioro cognitivo, entre otras). Poco a poco comencé a hacer primeras consultas (recibir paciente, ver la derivación, motivo de consulta, etc) y a elaborar historias clínicas. Poco después, tanto mi tutora y otros facultativos me fueron asignando algunos pacientes para trabajar cosas muy concretas (habilidades sociales, exposición, modificación de conducta…) y empecé a planificar intervenciones terapéuticas. Cuando cogí un poco de rodaje pude tener mi propia agenda y gestionarla a mi gusto.

Existe también la posibilidad de hacer distintos grupos de terapia: Relajación, TOC, Transdiagnóstico, Trast. adaptativo o Agorafobia. Estuve de observador en varios para ver el contenido que se trataba en cada uno de ellos. Comencé impartiendo uno de relajación y Mindfulness. Un poco más adelante impartí junto con mis R- mayores, uno de T. Adaptativo y actualmente uno de Transdiagnóstico.

En ocasiones trabajé con otros profesionales del equipo como por ejemplo realicé alguna que otra visita domiciliaria junto a la trabajadora social yendo a la casa algunos pacientes (¡Experiencia muy chula!). También teníamos reuniones con otros dispositivos tanto de salud mental (hospitalización, hospital de día, unidad de rehabilitación…), otros sanitarios (pediatras, médicos de familia…), como no sanitarios (equipos de orientación escolar).

La verdad es que me sentí muy acogido por todas las personas que trabajan en el dispositivo. Ha sido una experiencia muy enriquecedora para iniciarse en esto del PIR.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies