El Brexit conmociona la vida de los sanitarios españoles en Reino Unido
4 julio, 2016
4 libros refrescantes para verano
20 julio, 2016
Mostrar todos

Mª Eugenia Barrantes Ortega es licenciada en Economía por la Universidad de Salamanca y realizó un MBA en EOI Escuela de Negocios, con especialidad en Dirección de RRHH.

Desde hace más de 8 años trabaja como Business Leader en everis, empresa multinacional dedicada a la consultoría IT y de Negocio llevando a cabo proyectos relacionados con digitalización, estrategia empresarial y recursos humanos.

Hola Mª Eugenia. En primer lugar, gracias por concedernos esta entrevista para Academia APIR. ¿Cómo consideras que debe hacerse un CV?

Considero que hay varias claves para hacer un buen CV: la primera es saber quién va a leerlo: qué tipo de empresa, para qué tipo de puesto es, qué buscan exactamente. Esta parte, que puede resultar obvia, no siempre se prepara con la exhaustividad requerida y es una base importantísima para redactar el CV.

La segunda es la personalización: una vez el candidato sabe a qué va a aplicar, debe redactar su CV pensando en ello, dando claves y argumentos que justifiquen su adaptación al puesto. Esto supone, de manera inevitable, que el candidato deba hacer tantos currículums como sea necesario en función de cada oportunidad laboral. Hacer un CV y distribuirlo “a modo de planfleto” está abocado al fracaso.

Por último, creo que un CV debe ser claro y conciso, haciendo cómoda y fácil la lectura a la persona encargada del recruiting.

¿Qué papel juega el formato?

El formato, casi siempre, es el gran olvidado. Podría decir que casi el 95% de los CVs son similares, amigos que piden a un amigo una plantilla o un CV antiguo y rehacen y lo completan con sus datos personales.

Hacer un CV disruptivo, innovando en detalles o en la manera de presentar la información siempre es un soplo de aire fresco y una ventaja diferencial importante.

Pasar de Word a formato slide de ppt, resaltar determinadas palabras o fragmentos, o introducir iconos (para contar los idiomas o las vías de contacto, por ejemplo) son maneras más gráficas de contar lo mismo que hacen la lectura del CV mucho más agradable, diferencian la candidatura e indirectamente, cuentan cosas del candidato, de su personalidad o de su capacidad para transmitir y comunicar.

En cuanto a la estructura de la información, también animo a romper la estructura tradicional, priorizando aquellas partes que para el puesto al que se opta sean realmente importantes. No pasa nada por contar la experiencia profesional antes de la formación, por ejemplo.

¿Cómo crees que debe ser la información contenida en un CV?

Como he dicho anteriormente, la información que se ofrece debe estar siempre adaptada al puesto para el que se aplica la candidatura y debe presentarse de manera concisa, sin rodeos.

Me gusta, cuando leo CVs que incluyen un breve párrafo al principio con una descripción del perfil del candidato (¿Quién soy?), sobre sus aspiraciones profesionales (¿Qué busco? ¿Cómo me gustaría que fuera mi carrera profesional?) o sobre su experiencia profesional (¿Qué he hecho hasta ahora?).

También valoro positivamente el lenguaje claro y la normalidad: huir de palabras vacías que no dicen nada. Ser naturales y normales, se trata de conocernos.

Insistes en la concisión, ¿tan importante es?

¡Infinito! Cuando lees muchos CVs te das cuenta de que los lees buscando información clave que necesitas para determinar si la persona se adecúa o no se adecúa al puesto. Si la información clave te la ponen en bandeja, tu trabajo es más fácil y evitas interpretaciones.

No es necesario saber la dirección postal exacta (salvo que sea un requisito para el puesto) es mejor decir directamente la ciudad, igual que es mejor decir tu edad a tu fecha exacta de nacimiento.

La concisión, también es aplicable a cómo contar la experiencia laboral: contarla en bullets indicando las funciones, tareas o responsabilidades llevadas a cabo es una manera muy clara de ordenar qué se ha hecho y qué se ha aprendido.

Siempre me preguntan cómo de largo debe ser. La respuesta es clara: 1 folio por una sola cara.

¿El CV es un mero papel?

El CV es el comienzo de algo. Es habitual que cuando un perfil ha pasado una primera lectura del CV el paso siguiente sea buscarlo en internet bien a través de las vías que proponga el propio candidato en su CV (Twitter, LinkedIn) bien a través de una búsqueda simple en google. Por eso es importante, cuidar además del CV nuestro perfil digital ya que este puede tener más credibilidad que el propio CV.

¿Cómo ves la convalidación de la formación PIR con un Máster Propio Universitario?

Es una convalidación que pone en valor los esfuerzos realizados por los alumnos y que a su vez hace que conste en su trayectoria académica una formación que de otra manera no tendría un reconocimiento oficial.

Para finalizar ¿un buen CV es la garantía de éxito?

Es un paso muy importante, sobre todo para no perder una oportunidad profesional por no haber contado bien quién eres, qué sabes hacer y qué capacidades tienes para afrontar nuevos retos profesionales.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies