salidas-laborales
La investigación es una importante salida profesional tras el PIR
13 agosto, 2017
sueño
El descanso durante el estudio del PIR
24 agosto, 2017
Mostrar todos
IMG_20170809_212506

La llegada como residente a un hospital para ocupar esa plaza PIR por la que tanto esfuerzo hemos dedicado es una maravilla…simplemente eso. Es un momento en el que todo el esfuerzo que vas a dedicar durante meses o incluso años, como es mi caso, se va a ver recompensado. Sea la plaza que deseabas como primera opción, o no lo sea, estés en tu ciudad, o no lo estés, la sensación es increíble.

Vas a estar rodeado de personas que también han estudiado mucho y han hecho esfuerzos y sacrificios por estar en la cola del hospital ese día esperando a firmar su contrato como residentes. Y por fin empieza tu formación como PIR “Psicólogo Interno Residente”. Los primeros días en general hay que hacer algunos trámites como recoger el uniforme que te proporciona el hospital, tu tarjeta identificativa, las credenciales para acceder al sistema informático, el reconocimiento médico, conocer a tu tutor/a, a tus compañeros y otros residentes…

Hay diferencias entre los hospitales respecto al dispositivo en el que se empieza a rotar, en mi caso he empezado por la USMC “Unidad de Salud Mental Comunitaria”, supone gran parte del trabajo que vamos a desarrollar como profesionales, de hecho, es la rotación más larga de la residencia. Normalmente estas unidades suelen estar compuestas por varios psiquiatras, psicólogos, enfermeros, trabajadores sociales, auxiliares de enfermería y auxiliares administrativos. Se hace una labor de recepción y atención al paciente tanto en primeras consultas como en los sucesivos seguimientos y la atención a urgencias en el horario que abre el centro. Todo ello supone que el abanico de pacientes y patologías que vamos a ver es muy amplio desde trastornos adaptativos hasta esquizofrenias paranoides, atención tanto a niños como adolescentes, adultos y personas mayores.

Nuestra primera labor como PIR va a empezar por conocer el equipo, el funcionamiento y la organización del mismo y adaptarnos a los profesionales que ya llevan años ahí trabajando. Nos compete aprender a manejar los sistemas informáticos que utilizan tanto el hospital o el centro en el que nos encontramos. A nivel más clínico, la primera tarea supone saber entrevistar bien a un paciente, completar una buena historia y manejar la exploración psicopatológica. Ahí es cuando os vais a dar cuenta de la cantidad de material PIR que habéis estudiado y todos los recursos que tenéis a los que podéis recurrir, como los manuales de la academia, si tenéis alguna duda.

Hablo en base a mi experiencia, pero creo que el resto de mis compañeros opinarán igual, la acogida como residente R1 suele ser buena porque los profesionales llevan tiempo recibiendo a “PIRes novatos”, ellos también fueron residentes en su día y entienden por lo que tú estás pasando ahora. Y no nos olvidemos de los compañeros residentes mayores, soy un pilar a tu llegada al hospital, ellos son quienes te informan y te ponen al día de cuestiones que sólo otro residente te puede informar.

Al principio cuando llegas y empiezan a contarte todas las tareas que tendrás que realizar como PIR, asusta un poco, asistir y realizar sesiones clínicas, asistir a la formación de residentes, recibir a tus propios pacientes y tener tu propia agenda cuando llegue el momento, participar en alguna investigación (si estás interesado), participar en los programas de atención continuada… Un sinfín de tareas que se van adquiriendo de modo progresivo. Así que tranquilos, es tiempo de aprender y vivir con la mente abierta a todo aquello que los profesionales nos puedan enseñar.

A pesar de todo lo anterior, también queda tiempo para divertirse, vais a conocer a muchísima gente, de hecho la residencia en general supone un momento vital muy bueno para todas las personas que la están viviendo.

En definitiva, puedo decir lo que muchos otros residentes me han dicho a mí antes y es que, ¡¡¡esto va a merecer la pena!!! No perdáis el objetivo de vista y tened siempre presente que os enfrentáis al examen, no es necesario ser enciclopedias de psicología, sino manejar los conceptos y tener estrategias a la hora de resolver las preguntas. Disfrutad de lo que estudiáis porque os va a dar bagaje como profesionales y vais a poder recurrir a ello. Os deseo mucha motivación para manteneros al pie del cañón y dar lo mejor de vosotros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies