¿Cuántas veces más me tendré que presentar al PIR?

Hoja corregida de Respuestas para escritorio MIRWEB.pdf
¿Por qué es importante realizar simulacros del examen PIR?
3 agosto, 2017
practicas-grado-psicologia
¿Es posible estudiar el PIR mientras termino el grado de Psicología?
3 agosto, 2017
Mostrar todos
r-mir-large570

El running es un deporte que cada vez tiene más adeptos. Exige esfuerzo, disciplina, motivación, pero permite que cada uno pueda ir dando de sí mismo lo que puede en cada momento, apuntándose a las carreras que le apetezcan.

 

El PIR es como el running. Una carrera de fondo, en la que uno mismo va dando de sí lo que puede en cada momento. Para llegar a ser Psicólogo Clínico, no hay que centrarse en llegar el primero, o lo más rápido posible, porque entonces, al igual que sucedería en una carrera de 10 kilómetros, nos quedaríamos sin fuerzas en los primeros 5 minutos, y se nos haría prácticamente imposible llegar a la meta. Hay que centrarse en llegar, en el tiempo que se pueda, que por desgracia, no suele coincidir con el tiempo que uno desearía. Aceptar esto requiere de mucha tolerancia a la incertidumbre y porqué no decirlo, también de tolerancia a la frustración, algo para lo que no estamos entrenados en la mayoría de ocasiones. Es por esto que el camino del PIR es tan enriquecedor. No sólo aprendemos a ser mejores profesionales y más formados, sino que aprendemos a conocernos a nosotros mismos, a derribar las barreras mentales que nos ponemos a modo de defensa y también a derribar las barreras que muchas veces, sin mala intención, nos ponen los demás cuando nos dicen cosas como: “para qué tanto sacrificio si son sólo 4 años” o el tan escuchado “pues la prima de la vecina tiene una clínica propia y la va fenomenal sin el PIR”.

 

Nadie nos había dicho que además de carrera de fondo, el PIR era una carrera de obstáculos, pero nadie nos había dicho tampoco, o por lo menos, no con la suficiente firmeza, que si quieres ser Psicólogo/a Clínico/a, es el mejor regalo que puedes hacerte, a ti y a tu profesión. Como todo lo que merece la pena, cuesta, y mucho, y es muy difícil llegar a conseguirlo a la primera, e incluso a la segunda o la tercera. Es verdad que existen todo tipo de casos, que muchas veces, en lugar de motivarnos, sólo nos sirven para hundirnos en una comparación en la que salimos perdiendo. Pero esto, sólo es una de las vallas que hay que saltar, y que una vez superada, nos da la certeza de que estamos un paso más cerca de la meta.

 

El día que tienes por delante hoy no se va a repetir, puede que estés leyendo esto un día de muchos en el que estás luchando por tu sueño, por tu profesión, un mes más, un año más… Pero precisamente por eso, porque estás luchando por lo que quieres ser el día de mañana, porque quieres ser PIR, es un día valioso, muy valioso, que te va a llevar a la meta. No sabemos después de cuantos obstáculos o después de cuantos kilómetros, pero lo que sí sabemos es que termina con la recompensa más grande, con la que esperas y por la que luchas, y que el día que lo hayas conseguido, verás que la carrera no acaba ahí, sino que realmente empieza.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies