¿Cuánto cobra un PIR?
20 diciembre, 2017
Preparación al PIR Militar por… Pilar Godoy Ortiz
22 diciembre, 2017
Mostrar todos

Que si polvorón por aquí, que si mazapán por allá…a ver cómo consigo combinar estos lujos gastronómicos con los subrayadores, los post-its, las tarjetas y los folios. Es complicado. Es complicado estudiar con gente en casa, es complicado estudiar si tenemos que irnos al pueblo a pasar la nochebuena o si tenemos un grupo de amigos estupendo con los que celebrar año nuevo.

 

Nadie dijo que fuera fácil prepararse el PIR, y más colocado tan estratégicamente después de las navidades, pero por suerte existe el trabajo de muchos meses atrás, que está ahí esperando, normalmente un poco oculto a nuestra conciencia, para ayudarnos en la recta final.

 

Es de lo más habitual sentir que nos abandona el conocimiento, que se nos ha olvidado todo, que con nuestra actitud jamás sacaremos plaza. Pero la plaza la obtienen al final personas de toda condición y circunstancias vitales varias: con descanso en nochebuena, sin descanso en nochebuena, saliendo en año nuevo, sin salir en año nuevo, viajando en enero, sin viajar en enero, yendo al cine el día antes del examen, quedándose encerrado en casa antes del examen…realmente da igual todo esto.

Tu plaza no va a depender de que el día de Navidad no despegues los ojos del manual de turno. Tu plaza depende de mucho más.

 

Por eso es importante no renunciar a todo, no dejarlo todo de lado. El descanso y el disfrute es igual de importante para las conexiones cerebrales que el estudio.

Y en estas fechas, donde nuestra familia está deseando darnos cariño, compañía y apoyo, es importante dejarse querer y permitirse tener momentos de desconexión.

Llegar agostados al examen y con una ristra de renuncias a las espaldas, no hace más que ponernos más obtusos.

 

Cada uno sabrá cuánto puede darse de descanso y de ratos de desconectar. Para algunas serán dos días enteros, para otros bastará con unas horas a la semana.

Eso sólo lo puede saber uno mismo. Para eso hay que confiar en la propia persona, en el trabajo, y quererse y cuidarse un poquito. Se puede, de verdad que se puede.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies