¿Sacarse el PIR a la primera? Sí, se puede

Hoja corregida de Respuestas para escritorio MIRWEB.pdf
¿Cómo afrontar los simulacros?
10 mayo, 2017
01_testimonio
Testimonio 1
17 mayo, 2017
Mostrar todos
yes-you-can

Si es la primera vez que te vas a presentar al PIR probablemente estarás harto de escuchar comentarios del tipo “el PIR es algo imposible” “sólo se lo sacan los mejores” o seguramente te habrán puesto el ejemplo de alguien que le dedicó muchos años y finalmente no lo consiguió. Desgraciadamente, cuando todavía estamos tomando la decisión sobre cómo orientar nuestra formación cuando terminamos la carrera, este es el feedback que solemos recibir con mayor frecuencia. Si pese a esto estás aquí leyendo estas líneas, tras haber tomado la decisión de presentarte al PIR, te felicito ¡eres un valiente y seguramente llegarás muy lejos!  

El PIR solamente es imposible si no lo intentas, si no dedicas todos tus esfuerzos a ello y si no lo ves como una meta alcanzable. No hay nada intrínseco en ti que haga que seas mejor o peor candidato para una plaza, es mucho más simple que eso, a veces la diferencia estriba únicamente en creer que se puede. Tal vez suene a filosofía barata, pero como psicólogos sabemos la relevancia que tiene algo conocido como “profecía autocumplida”: si piensas de antemano que no lo vas a conseguir, será difícil que estés motivado ¿cómo vamos a ser capaces de dedicarle 8 horas diarias a una empresa que vemos imposible? El PIR implica sacrificio, implica reestructurar totalmente tu rutina y pasar mucho tiempo frente a los apuntes cuando quisiéramos estar en cualquier otro lado. Pero el PIR implica muchísimas otras cosas que no nos han contado, cuando se consigue la plaza implica alcanzar un gran nivel de formación y aprender muchísimo de los mejores profesionales, implica conocer a muchísima gente que ha logrado el mismo sueño que tú y sobretodo implica muchas oportunidades.

Si es la primera vez que te presentas te pido que tengas esto claro, convierte el PIR en tu sueño y cree en él con todas tus fuerzas, verás cómo entonces el camino se hace mucho más llevadero y hasta gratificante.  Puedes sacarlo a la primera, yo lo conseguí y no soy ni mejor ni peor que tú. Lo conseguí gracias a que me vi capaz de ello y no hice caso a todas aquellas personas que me decían que era imposible. Y gracias a esto, tuve la suficiente motivación como para convertir el PIR en mi rutina diaria y para renunciar a muchas cosas de las que ahora estoy disfrutando con mejor sabor de boca que nunca. Veréis como pronto estáis vosotros aquí escribiendo estas líneas y esperando el momento de comenzar vuestra residencia. Todo es creer, persistir y finalmente, conseguir.

Sonia Salvador, alumna PIR en el curso 2016-2017 y plaza número 16 en la convocatoria PIR 2016

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies