Taller de Mindfulness

Como muchos sabréis, el mindfulness es una tradición budista milenaria. La palabra mindfulness es una traducción al inglés de la palabra sati que significa percatarnos, prestar atención y recordar.

En la actualidad hay una corriente que cada día se hace más popular en relación a la integración de la tradición mindfulness en psicoterapia. Son muchos los estudios que avalan su eficacia en la práctica clínica.

Los beneficios del mindfulness no solo se traducen en el bienestar psicológico de nuestros pacientes cuando lo aplicamos en consulta, si no en la disposición personal que tiene el psicólogo hacia sus sesiones clínicas y hacia su vida en general.

Mindfulness se basa en la aceptación, en la capacidad de permitir que nuestra experiencia sea tal y como es en el momento presente. En saber distinguir entre lo modificable y lo inmodificable de nuestras vidas para poder gestionarnos de la mejor forma posible. La incapacidad de aceptar nuestras vivencias tanto internas como externas tal y como son puede llevarnos a centrar nuestra atención en la intención de modificación de las mismas, a juzgar lo que pensamos, sentimos o hacemos, incrementando nuestro nivel de malestar y alejándonos de respuestas adaptativas.

La práctica de mindfulness se centra en tres aspectos básicos: atención centrada, atención abierta y amor bondadoso o compasión. Se puede practicar de manera formal o informal.

La formación en mindfulness es un valor añadido del que podéis disponer, ya sea para vuestra práctica profesional, como para vuestra vida y la manera en la cual os enfrentáis a todo lo que conlleva estudiar para este examen.

Por otro lado la práctica de mindfulness  ayudará para enfrentaros a la situación que estáis viviendo en la actualidad, la preparación del examen. Como todos sabemos estudiar el PIR  no es tarea fácil, no nos referimos solo a la parte teórico-técnica y de horas de dedicación que necesita, sino a la disposición psicológica con la que enfrentamos el proceso. Estudiar el PIR conlleva muchísimo esfuerzo, constancia y desgaste psicológico, requiere saber manejar los imprevistos personales, saber sobrellevar nuestros miedos, nuestros agobios, nuestros pensamientos cuando no son muy alentadores, y todo esto podemos conseguirlo con mindfulness. Una mente minful nos proporcionará tranquilidad y aceptación para dedicar nuestros esfuerzos al estudio, optimizando el tiempo y adquiriendo una nueva forma de enfrentarse a las dificultades, una nueva actitud. El mindfulness es una forma de disponernos hacia la vida.

Como futuros PIRes, todo el esfuerzo que estáis realizando a día de hoy es para la obtención de un objetivo, ser Psicólogos Especialistas en Psicología Clínica. Durante la residencia podréis aplicar vuestros conocimientos sobre mindfulness de manera práctica, ya no solo en la aplicación del mismo a vuestros pacientes, si no tomando una disposición mental mindfulness basada en una aceptación, atención, y una mente sin prejuicios, dando un valor añadido a la tan importante relación terapéutica.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies