RESULTADOS ADJUDICACIÓN DE PLAZAS PIR 2020-21
11 junio, 2021
OPE ANDALUCIA
24 junio, 2021
Mostrar todos

No son muchos los opositores que consiguen pasar el verano sin atravesar una racha de bajón. Por eso, puede ser demasiado ambicioso por mi parte pretender conseguir con estas palabras que pases un verano sin ningún bache. Con esto no quiero decir que te vayan a venir encima unos meses cargados de sufrimiento, pero veo bueno anticiparse para que puedas afrontarlo de la mejor forma.

 

Es probable que, pese al esfuerzo por mantener una rutina, no veas resultados y que, incluso, los simus den un bajoncillo. Te costará concentrarte más de lo habitual, te dará todo más pereza e irás con un ritmo más enlentecido. Habrá días que te sentirás culpable por hacer planes y, otros, te sentirás mal por haber renunciado a ellos, sintiendo que no ha compensado el esfuerzo. Si normalmente el ritmo de vida del opositor no encaja con el del resto del mundo, en verano se hace más evidente. Y eso, mentiría si lo negase, es muy duro.

 

¿Pero sabes qué? Incluso en estos casos, cada día suma. Y, lo que es más importante, el verano pasa. Y aunque el esfuerzo no dé frutos de forma inmediata, sí que te los dará a partir de septiembre. El verano es eterno, pero los meses desde septiembre hasta el día del examen, se te pasarán en un abrir y cerrar de ojos. Por lo que, en la recta final, te darás las gracias por tu constancia, ¡tú yo del futuro estará orgulloso de ti!

 

Dicho esto, te dejo unos tips para surfear del mejor modo estos próximos meses que tenemos ya encima:

 

  1. Evita estudiar en las horas de más calor y las comidas pesadas. ¡Estos dos ingredientes son la combinación perfecta para dormirte mientras estudias!
  2. Resérvate tiempo cada día para actividades reforzantes, incluyendo ejercicio físico (aunque el refuerzo venga al acabarlo jajaj)
  3. Se flexible con el planning, pero sin dejar de tener una rutina ordenada.
  4. Acuéstate y levántate a la misma hora cada día.
  5. Estudia en un ambiente fresquito y con pocas distracciones. El control de estímulos en estos meses es fundamental.
  6. Desconecta de verdad y absolutamente en los días de descanso y de vacaciones (tranquilidad, no se te va a resetear el cerebro)
  7. Persistir, y si no salen resultados, persistir. Recuerda que los frutos no se recogen de forma inmediata.
  8. Mantén vida social y haz alguna actividad que te recuerde que estás en verano.
  9. Los días que te sientas menos concentrada, haz cosas más mecánicas en vez de ponerte a memorizar, como puede ser hacer esquemas, preguntas, uso de apps…
  10. Ten metas diarias y semanales que te hagan no perder el objetivo.