CUANDO LA DISONANCIA COGNITIVA PUEDE CONTIGO
14 mayo, 2021
PUBLICADO CALENDARIO PROVISIONAL PROCESOS DE SELECCIÓN
8 junio, 2021
Mostrar todos

Esto que estás a punto de leer, te vale tanto si eres un R0 que estás a puntito de incorporarte para empezar como R1, como para los que estáis en camino de serlo. Porque, más pronto que tarde te llegará el momento de preparar tu mochila de resi también.

Podría empezar escribiendo cursilidadas muy necesarias como una mochila cargada de ilusión y ganas de aprender, pero prefiero centrarme mejor en lo más práctico. Porque de este modo, creo que podréis visualizar más vuestro día a día como resis, palpando más cómo serán vuestros primeros pasos.

Seguramente, para mucho de vosotros, después de estar meses, años o lustros encerrados en vuestro opozulo, os pueda resultar inquietante pensar en los outfits que os tendréis que poner para trabajar de cara al público. Pero, ante esto, tenéis motivos de sobra para tranquilizaros, porque hasta nuevo aviso, por tema COVID, en la mayoría de hospitales se va en pijama. Y os puedo asegurar que es la combinación perfecta entre la comodidad y el sentirte súper profesional. Así que, en relación a la ropa, podéis ir tranquilos y poneoos de cara al verano la ropa que os parezca más fresquita y cómoda, ya que nadie os la va a ver.

Pasando a las cosas esenciales que debéis llevar en vuestra mochila, destacaría dos

principalmente. La primera de ellas, es un cuaderno mono en el que podáis ir apuntando todo lo que vayáis aprendiendo. Desde tips súper esenciales para hacer la primera entrevista clínica, hasta cómo usar el programa informático de vuestro hospital. Seguramente, la mayoría empezaréis por un dispositivo de salud mental de consultas externas (CSM/ USMA), en el cual, estaréis unas semanas observando hasta dar el paso para coger a vuestros primeros pacientes. Por lo que será muy útil apuntar todo lo que podáis en los primeros días. Seguramente, no os hará falta leerlo más adelante, pero recibiréis tanta información en tan poco tiempo, que os calmará tener un lugar donde apuntar. Y, después del cuaderno, la segunda de las cosas que necesitaréis, será una agenda. Y digo segunda, porque la empezaréis a dar uso en cuanto os vayáis citando a vuestros primeros pacientes. ¡Y no veáis la ilusión que hace!

Habrá días, en los que os toque pasar muchas horas fuera de casa, en especial cuando tengáis guardia o AC. Por lo que os vendrá bien un kit de supervivencia, con botella de agua, cepillo de dientes… Creedme, que, aunque será un cansancio diferente al que habéis pasado estudiando, acabaréis los días exhaustos.

También os recomiendo, que llevéis en vuestra mochila una actitud abierta frente a lo que podáis aprender de cada persona que vaya apareciendo en vuestro camino. No será necesario que os defináis nada más llegar dentro de una orientación teórica (¡y más adelante tampoco!). Habrá días, que tengáis la sensación de ser un poco sugestionables, ya que podréis sentir que os vais moldeando día a día en base a las influencias de adjuntos y resis mayores. Pero eso, no es algo malo, ¡es parte del camino! Y será cuestión de tiempo el ir integrando todo eso, con vuestra propia identidad como terapeutas.

Espero que todas estas cosas que os he ido diciendo quepan en vuestra súper mochila. Muchísima suerte, futuros resis, para la gran aventura que está a punto de empezar. Y mucho ánimo, para los que estáis en el camino de conseguirlo.