¿Qué hace un PIR en neuropsicología?

Convocatoria 2020 Psicología Militar: ¿Cuántos aspirantes por plaza?
4 octubre, 2020
EL SÍNDROME DEL R1
25 octubre, 2020
Mostrar todos

La neuropsicología (NPS) es una rama bastante reciente de la ya joven psicología. Por este motivo no en todos los hospitales se realiza dicha rotación y por ende mucha gente no está familiarizada con la función de la neuropsicóloga.

La NPS se podría definir como la ciencia que estudia las relaciones entre cerebro y conducta, haciendo hincapié en las consecuencias que provocan las lesiones cerebrales sobre las funciones cognitivas y el comportamiento.

Primero de todo tenemos que entender que la figura de la neuropsicóloga en el Sistema Nacional de Salud suele estar enmarcado dentro de un grupo multidisciplinar. Un grupo multidisciplinar quiere decir que se respeta el juicio de cada uno de los profesionales y se trabaja en conjunto desde un principio de equidad.

 ¿Qué funciones hace el PIR en la rotación de NPS ?

Evaluación neuropsicológica: Lo que haremos será evaluar las funciones cognitivas del paciente ya sea para realizar un diagnóstico, un diagnóstico diferencial o tener una línea basal para después ver los efectos de tratamientos o rehabilitaciones neurocognitivas. Es responsabilidad del profesional conocer los diferentes instrumentos que existen para evaluar las funciones cognitivas ya que tendremos que adaptarnos al paciente. Por ejemplo, si el paciente es afásico tendremos que adaptar el tipo de pruebas a sus déficits de comunicación verbal.

Rehabilitación neurocognitiva: Basándonos en el fenómeno demostrado de la plasticidad cerebral sabemos que ante un daño externo (traumatismo craneoencefálico) o interno (Ictus, muerte neuronal por neurotoxicidad, etc.…)  que se traduce en déficits cognitivos nuestro cerebro puede reducirlos mediante la práctica de las funciones cognitivas afectadas o mediante el aprendizaje de estrategias de compensación.

Atención Continuada (AC): Los hospitales que cuentan con rotación en NPS suelen dedicar también alguna de las horas de la gran deseada AC a que hagáis evaluaciones neuropsicológicas para diferentes unidades. En muchas ocasiones otras unidades os derivarán pacientes (psiquiatría, neurología, unidad del dolor, etc.…) para que les ayudéis a realizar un diagnóstico diferencial. Muchos de estos casos serán personas con posible diagnóstico de demencia que necesitan de una evaluación neuropsicológica para diferenciarla de pseudodemencia depresiva o envejecimiento sano.

Dependiendo de la unidad en la que desempeñéis vuestra función tendréis diferentes targets de pacientes. Una de vuestras posibles rotaciones de NPS es la unidad de daño cerebral (UDC). En este tipo de unidades trabajaréis codo con codo con profesionales como neurólogas, médicos rehabilitadores, logopedas, trabajadoras sociales, terapeutas ocupacionales, fisioterapeutas, enfermeras, etc.… La riqueza de este tipo de unidades se basa en que no solo buscamos la recuperación del daño orgánico del paciente, sino que buscamos la mejora de su calidad de vida ya sea a nivel emocional, físico, actividades de la vida diaria o cognitivo. 

Desde mi punto de vista, poder trabajar diferentes profesionales coordinados priorizando la calidad de vida del paciente es un sueño hecho realidad.

Actualmente, disponemos del Curso de Experto en Neuropsicología Clínica, avalado por la Universidad a Distancia de Madrid (Udima) , con el que podrás formarte en Neuropsicología para la práctica Clínica. 

Puedes conocer más sobre este curso haciendo clic AQUÍ.